sábado, 6 de septiembre de 2008

MEDITACION SWADISTANA

Cierra tus ojos y relájate.
Corrige la zona cervical de tu columna vertebral acercando suavemente el mentón hacia la garganta.
Relaja tus hombros hacia el suelo.
Dirige tu atención hacia el entrecejo tomando conciencia de tu mundo interior.
Relaja tus ojos y la mirada.
Respira amplia y conscientemente, durante la exhalación suelta las tensiones.
Toma conciencia de los dedos y las plantas de los pies, relaja tus pies.
Relaja los tobillos.
Relaja los pies y los tobillos. Sube la relajación por las piernas hasta las rodillas.
Relaja las rodillas.
Sigue subiendo la relajación por tus piernas hasta las caderas.
Relaja la articulación de la pelvis.
Relaja el lado derecho de tu espalda.
Relaja el lado izquierdo de la espalda.
Relaja la columna vertebral.
Relaja los hombros, los brazos y la manos.
Percibe las palmas de la manos y sube esa sensación por los brazos, los hombros hasta el pecho.
Relaja el pecho.
Relaja tu barriga, abdomen, y ombligo.
Relaja el triangulo del pubis, la zona baja de tu vientre. Relaja también los órganos que hay en su interior.
Tu cuerpo esta relajado.
Relaja la parte posterior de tu cabeza.
Relaja tu rostro y el interior de tu cabeza.
Inspira larga y profundamente tomando conciencia de la respiración.
Ilumina en tu cuerpo el sistema circulatorio, las ramificaciones de las venas que desde el corazón se distribuyen hacia cada parte del cuerpo.
Oscurece la luz que ilumina el sistema circulatorio y visualiza e ilumina todos los vasos y ganglios del sistema linfático, toma conciencia de esa red por la que circula la linfa. La linfa es mas abundante que la sangre.
Oscurece la luz que iluminaba el sistema linfático y siente la saliva de la boca, las lagrimas y la mucosidad, los fluidos líquidos del estomago, el semen y el flujo.
Toma conciencia del elemento agua dentro de tu cuerpo.
Inhala y exhala el aire.
Visualiza que hay una puerta, acércate a ella y ábrela, caminas por la arena de una playa, tus pasos dejan huellas que son borradas por las olas que rompen en la orilla, percibe la brisa. Cierras tus ojos y cuando vuelves abrirlos estas en una paisaje glaciar, con grandes icebergs flotando en aguas quietas y frías. Cierra de nuevo tus ojos y sientes como gotas de lluvia caen en tu cuerpo, al abrir los ojos estas rodeado de grandes árboles en un bosque, las gotas de la lluvia caen entre los espacios de las hojas, sigues caminando hacia un claro y cuando sales de la sombra de los árboles un sol radiante ilumina las flores y los colores de un prado, escuchas agua y te acercas a un río de aguas cristalinas del que puedes ver el fondo de piedras, el agua no deja de fluir, cierras tus ojos escuchando ese sonido del agua correr y al abrirlos estas en una cueva, sentado en una barca arrastrada por un río subterráneo, arrastrados por la corriente la cueva se hace tan oscura que cuando la luz nos permite de nuevo ver estamos navegando en medio de la inmensidad del océano. Cierra de nuevo tus ojos y toma conciencia del elemento agua en el mundo.
Inhala y exhala el aire.
Vuelve ahora hacia la puerta por la que has entrado y al atravesarla y cerrar la puerta a tu espalda, te encuentras en una habitación con una ventana, es el lugar donde mora tu personalidad, estas sentado en la cama y ves una fotos sobre una mesita, las coges, son tus recuerdos. Al mirarlas descubres que son los momentos en los que has saboreado y gustado de la vida, experimentado el placer de la satisfacción. Cierra los ojos y revive la experiencia y percibe lo que te hace sentir. Al abrirlos de nuevo ves unas cartas escritas por ti, las coges y al leerlas observas como expresas tus sentimientos y la relación que estableces con las personas y el mundo que te rodea, en lo que compartes.
Cierra tus ojos, inhala y exhala, toma conciencia del lugar en el entrecejo.
La ansiedad, la preocupación y los miedos serán sustituidos por la confianza, el desapego y la habilidad para aceptar los cambios.
La sexualidad es creativa. Eleva y transforma su energía.
Permite que todo fluya armónicamente.

video

Para escuchar la meditacion tendras que poner en pausa la musica del blog, abajo donde pone PERSONAL PLAYLIST. Recomiendo que te pongas tumbad@ para escucharla.

Esta meditacion esta grabada en una de las sesiones de yoga, fue de las primeras meditaciones que me grabe.. Si te interesara escucharla con cascos en otro lugar donde no tuvieras el ordenador puedo pasartela en mp3. Escribeme un e.mail para solicitarla.

No hay comentarios: