jueves, 16 de marzo de 2017

En cualquier momento: ¡Yoga!


Lee lentamente y sin prisas. Te invito…

A cerrar los ojos por un minuto: ¡Ahora! ……………………
¿Qué has visto?    …        …

Ahora ¡Abre los ojos!:
¿En qué posición estás? …

Siente el cuerpo, algunas tensiones se sueltan y haces consciente el desajuste.
Este primer darse cuenta invita al cuerpo a corregirse estirando, alineando y respirando conscientemente.

Mantén el cuerpo estirado y alineado por medio de la respiración consciente, al inhalar estiras hacia arriba suavemente y al exhalar te alineas sobre el eje central.

Te vas encontrando en el punto en el que la atención se estabiliza sin esfuerzo.

El espacio entre las vértebras de la columna se hace consciente… la cabeza no pesa.

La ligereza se instala en ese estar en la posición que estés.
Estas igual que estabas  pero algo más estirado y alineado.

Mantente sin esfuerzo soltando y relajando la musculatura

¡Ahora! Cierra de nuevo los ojos por un minuto………………

¿Qué has visto? …        ... 



Si te has dado el tiempo para leer esto con atención en el mismo momento que lo ponías en práctica comparte tus sensaciones y percepciones al respecto. Gracias.