martes, 25 de agosto de 2015

Yoga en la Naturaleza, unión con la Naturaleza

Lugares que inspiran,
rocas que invitan,
aguas que susurran...

Hubo un momento en el que el ser humano se separo de la Naturaleza y se olvido de una parte de lo que es. Abrumados por la grandeza de lo que creemos ser, el Yo a tomado el papel principal y esta sobre-explotando todos los recursos de los que termina apropiándose.

Cada vez es más difícil ver las estrellas, ocultas detrás de la luz artificial y la contaminación. El mundo esta oscureciéndose bajo la ignorancia porque ha perdido el contacto con sus raíces.

Es muy importante que el  ser humano camine entre arboles, suba montañas, atraviese ríos y contacte con la Naturaleza para que recuerde que tiene que cuidarla. 


1 comentario:

Jordi Domínguez Tortosa dijo...

Seria una forma de vida ideal, poder aparterse del ruido y la prisa y vivir oyendo la voz de la tierra.