viernes, 8 de octubre de 2010

ANTAH KARANA


Antah karana es el estado mental intermediario entre el plano físico y sutil. Es el instrumento de consciencia del hombre.

La interacción de las tres Gunas afecta al Antah Karana. Las tres Gunas son:

Sattva: Luminosidad, pureza, tendencia ascendente, consciente. Engendra paz y gozo.

Rajas: Movimiento, agitación, tendencia dinámica, expansiva. Conduce por la pasión hacia el dolor.

Tamas: Oscuridad, inercia, tendencia descendente, desintegrante, agobiante. Provoca la ignorancia y la torpeza.

Antakarana la mente individual, es el psiquismo individual también llamado “órgano interno” y se compone de cuatro facultades: Buddhi, Ahamkara, Manas y Chitta.

Sutra 93. El antahkarana, órgano interno de la mente, se denomina manas, buddhi, ahamkara y citta, según sus modificaciones.

Sutra 94. Manas cuando asume la función de pensar el pro y el contra de los datos; buddhi, cuando conoce el grado de verdad de las cosas; akamkara, cuando asume la función del sentido del yo; citta, cuando se une al propio objeto de deseo.



Buddhi

Es la inteligencia superior (la consciencia de ser sin el pensamiento del Yo) y la más cercana a la consciencia pura porque capta el objeto en su esencia y no como una cosa particular.

Afectada por Sattwa (pureza) toma el papel de sakshi consciencia testigo.

Con la influencia Rajas (actividad) pierde capacidad discriminativa.

Bajo Tamas (inercia) el ego se apodera produciendo confusión y error.

Es la conciencia discriminativa que tiene la facultad de cognición y certeza, de discernimiento entre lo verdadero y lo falso. Es la voz de la intuición.

Viveka, discriminacion. Características del aspirante:

Sutra 11. Los actos meritorios sirven para purificar la mente, no para comprender la realidad. La realización del Sí es siempre el fruto de la investigación discriminante y no de los actos meritorios, por muy numerosos que éstos sean.

Sutra 12. Sólo con la correcta investigación se acaba por comprender que la cuerda ha sido cambiada por la ilusoria serpiente, y de esta forma se pone fin al temor y al sufrimiento.

Sutra 138. Aquel que está dominado por la ignorancia vive confundido, dándole a las cosas sin valor un valor que no merecen. La carencia de discernimiento le obliga a confundir la cuerda con la serpiente, sufriendo las consecuencias de la angustia, el miedo y cosas por el estilo. Así pues, has de saber, amigo mío, que el apego y la atadura surgen al considerar las cosas transitorias como reales.


Ahamkara

Aham 1ª persona “yo soy” como principio ontológico distinto de aham-kara que es el principio psicológico, el sentido del ego y las limitaciones egoístas.

Ego o principio de individualidad e identificación, concibe al ser humano como persona particular separado del resto de la creación. Es el deseo, apego, aversión, sufrimiento, pero también la voluntad de evolución hacia la luz.

El ego es negativo cuando tiene tendencia Rajas o Tamas.

Con Sattva genera noción de Yo Soy.


Literalmente es “el que hace el yo”. El factor de individuación que elabora el yo, el ego identificado que piensa: esto soy yo, esto no soy yo, esto es mío.

Sutra 104. Debes saber que el sentido del yo, identificándose con el cuerpo tosco, imagina ser el agente o experimentador y, unido a los gunas, como, por ejemplo, sattva, experimenta los tres estados de (vigilia, sueños y sueño profundo).

Sutra 105. Si los objetos de los sentidos son agradables, (el ahamkara) es feliz; cuando por el contrario son desagradables, es desgraciado. Placer y dolor son siempre característicos del yo psíquico, no del atman, cuya esencia es la beatitud.

La Victoria sobre el espíritu de conservación del yo:

Sutra 298. Conocemos otros obstáculos que nos arrastran al samsara, pero, como ya hemos dicho, el mayor de ellos está representado por la primera modificación de la maya: “el sentido del yo”.

Sutra 299. Mientras exista la más mínima relación con este peligroso ahamkara, la liberación, que excluye toda forma de diferenciación, quedará muy lejos.


Manas

Es el pensamiento caracterizado por su constante evolución y duda, sin sentido de autoconsciencia.

En Rajas activa los sentidos.

Con la influencia de Tamas esta perezoso y torpe.

En Sattva está concentrado e inmóvil.


“Los pensamientos son un continuo-discontinuo; para resolver y comprender el flujo del devenir-no devenir mental hay que introducirse en el intersticio entre dos ideas y permanecer en ese vacío-trascendencia el mayor tiempo posible.”

Manas es la mente. El sujeto-objeto son los efectos de la mente, el espacio-tiempo creaciones mentales. Se encarga de aceptar o rechazar la información de los sentidos (Indriyas).

Sutra 172. El mismo viento que reúne las nubes las dispersa; así la mente imagina la esclavitud, pero imagina también la liberación.

Sutra 173. Produce el deseo del cuerpo y el gusto por los objetos de los sentidos, vinculado así al individuo, como la cuerda que ata al animal. Luego, la misma mente experimenta por los objetos sensoriales una aversión como si éstos fueran veneno, liberándolo de la esclavitud.


Chitta

Es la memoria subconsciente contenida en la conciencia individual, planetaria y universal, esta memoria nos influencia dándonos unas tendencias y predisposiciones heredadas. Citta es el contenido psíquico que se manifiestan a través de las impresiones (samskaras) y tiene la facultad de dar forma a las ideas y asociarlas entre sí.

Con la influencia Tamas activa las impresiones (samskaras) y deseos (vasanas).

Bajo Rajas origina la imaginación y el conocimiento erróneo.

En Sattva la memoria disminuye su actividad manteniendo una consciencia estable.



El aspecto exterior de la mente: Manas y Chitta concierne tanto al pensamiento como a la afectividad. Es el sentido que centraliza los datos de los cinco sentidos y determina las acciones a realizar. La “mente” está profundamente movida por el deseo y este deseo nace de la impresiones (samskaras) del pasado.



Nota: En cursiva extractos del libro Vivekachudamani de Samkara

2 comentarios:

Hada Saltarina dijo...

¡Cuántos conceptos sobre el yoga! Gracias por escribirlos.

Un abrazo

Ana dijo...

Gracias Hada a ti por esta visita.

Otro abrazo