viernes, 7 de noviembre de 2008

IGUALANDO INHALACION Y EXHALACION

Esta es una técnica sencilla y básica.

Consiste en adoptar una posición cómoda, que no tiene porque ser en posición de meditación, simplemente hay que tener en cuenta que se pueda respirar sin presión en el pecho, por ejemplo, tumbado boca a bajo no seria muy adecuado, ni tampoco de lado, pero puede ser en pie, sentado en una silla y tumbado. Intenta mantener tu espalda recta y alineada, sobretodo la zona cervical.

Los pasos son los siguientes:
1. Cierra tus ojos
2. Relaja tu cuerpo
3. Observa tu respiración
4. Inhala y cuenta mentalmente la duración, exhala con el mismo tiempo, así sucesivamente durante mínimo 5 minutos. Lleva una respiración amplia, pero sin forzar.
5. Para terminar, hazlo después de exhalar.
6. De nuevo observas tu respiración natural.
7. Observa el estado de tu mente.
Abre los ojos dando por terminado el ejercicio.

Esta técnica ayuda a calmar la mente, y a mejorar estados de ansiedad, nerviosismo y stress.

2 comentarios:

Vipassana Connection dijo...

Qué bien conseguir tanto con tan poco.

Gracias :)

Ana dijo...

Pues si, ademas este sencillo pranayama se puede practicar mientras caminas, mientras trabajas, mientras conduces....